Entrevista al poeta José María Gomez Valero, que repasará hoy a las 20:00 en el IRJ, 20 años de trayectoria

José María Gómez Valero(1)

José María Gómez Valero (Sevilla, 1976). Es autor de los libros de poesía: Miénteme (Qüasyeditorial, Sevilla, 1997), El libro de los simulacros (Ayto. de Lepe, 1999), Travesía encendida (Vitruvio, Madrid, 2005; Premio Internacional Ciudad de Mérida), Lenguajes (con pinturas de José Miguel Pereñíguez; Imagoforum, Sevilla, 2007) y Los augurios (Icaria, Barcelona, 2011; Premio Internacional Alegría); participa con sus poemas y su voz en el libro-disco Su mal espanta, de la Cía. de Poesía La Palabra Itinerante (Libros de la Herida, 2014), publicación que recoge y amplifica el espectáculo del mismo nombre. También es autor de los libros ilustrados infantiles

Este loco mundo (17 cuentos) (2010; reed. 2016) y Cosas que sucedieron (o no) (2013), ambos en la editorial Cambalache y escritos junto a David Eloy Rodríguez y Miguel Ángel García Argüez. Su poesía ha sido recogida en diferentes antologías, entre las más recientes cabe destacar Canto e demolizione. 8 Poeti Spagnoli Contemporanei (Thauma Edizioni, Pesaro, 2013) y Disidentes. Antología de poetas críticos españoles (1990-2014) (Ed. La oveja roja, Madrid 2015). Interviene desde 1996 en diversos proyectos escénicos que relacionan poesía y otras prácticas artísticas (música, videoarte, action-painting, flamenco…), con los que ha actuado en numerosos auditorios y festivales. Imparte talleres de creación literaria, campo pedagógico en el que trabaja e investiga desde hace casi veinte años. Es uno de los responsables de la editorial Libros de la Herida (librosdelaherida.blogspot.com) y forma parte del laboratorio conjunto de acción y creación que supone el colectivo La Palabra Itinerante.

http://sumalespanta.blogspot.com

  1. ¿Qué hizo ponerte a escribir?

Creo que escribo para intentar decir lo que merece la pena ser contado, ser salvado. Siento la escritura como indagación y cuestionamiento, como continuo aprendizaje. Escribo, pues, para explorar las posibilidades del lenguaje como herramienta de conocimiento y transformación de la Realidad, como vía para la revelación. Todo esto quizás sea lo que me impulsó, y aún hoy.

  1. ¿Qué motivaciones se han dado previas a tus creaciones literarias para empezarlas?

Cada texto, cada obra en cada género, viene detonada por una necesidad expresiva diferente que depende del qué se desea contar, y para qué, y para quiénes, pero podríamos hablar de una motivación común en todas las creaciones: el deseo de que finalmente resulten textos útiles para quienes se acerquen a ellos, textos que acompañen, que aporten, que no dejen el mundo igual que estaba.

  1. ¿Cómo definirías tu poesía?

No resulta fácil entrar en definiciones cuando hablamos de poesía («definir es cenizar»», decía Lezama Lima), mucho menos cuando es la poética de uno mismo… Casi siempre creo más acertado que una o varias miradas externas se enfrenten a esta labor definitoria. De todos modos, si tuviera que esbozar alguna característica de mi poesía, diría que, sobre todo, quiere ser honesta en su decir, en sus búsquedas y en sus artesanías con el lenguaje.

  1. ¿Qué te hizo participar como autor en «Este loco mundo (17 cuentos)»?

Este loco mundo es un álbum infantil que contiene 17 historias ideadas y escritas junto a otros dos poetas y escritores David Eloy Rodríguez y Miguel Ángel García Arguez. Los tres deseábamos explorar desde hace tiempo en este género tan especial. «Este loco mundo» fue editado por Cambalache en 2011 y acaba de aparecer la segunda edición, muestra de que el libro ha encontrado un importante número de lectores, lo que nos llena de satisfacción. El libro está preciosamente ilustrado por la artista Amelia Celaya, quien también ilustra la otra obra infantil de la que somos autores este equipo de creación: «Cosas que sucedieron (o no)». Después de verano aparecerá otra obra en este género: «La pequeña gran aventura de la araña Juliana», ilustrada en esta ocasión por el artista Patricio Hidalgo.

  1. ¿En qué momento de tu vida literaria has variado tu trayectoria como autor con proyectos ilusionantes?

Siempre intento tener en marcha proyectos ilusionantes, bien de carácter individual, bien de carácter colectivo. La vida y la literatura son maravillosas aventuras que en todo momento procuro afrontar con entusiasmo y emprendiendo búsquedas estimulantes.

  1. ¿Qué te hizo embarcarte en proyectos escénicos que combinan poesía con otras prácticas artísticas?

Se trata de intentar que los poemas, los textos, alcancen otros vuelos en su interacción con otras artes, y que resulte una obra distinta a partir de ese diálogo creativo. Se trata de explorar otros canales expresivos que enriquezcan el texto poético. Llevo veinte años en estas investigaciones escénicas junto a los amigos de la Compañía de Poesía La Palabra Itinerante y a otros muchos artistas (músicos, pintores, videocreadores, cantaores flamencos…)

  1. ¿Cómo ves el panorama literario?

Siempre diverso, y en esa rica diversidad se pueden encontrar, aquí y allá, voces y propuestas interesantes con las que disfrutar de la literatura y continuar aprendiendo

  1. ¿Tienes planteado explorar más géneros literarios?

He escrito en estos años poesía, relato, microcuentos, literatura infantil, canciones, letras flamencas, guiones para videocreaciones y otros audiovisuales… En algún momento de la vida me encantaría afrontar el difícil reto de una novela. También me interesa mucho el género dramático.

  1. Además de escritor, editor, intervenir en proyectos escénicos… ¿Qué otros campos te gustaría trabajar?

Todo lo relacionado con la poesía experimental (poesía visual, poesía objeto, instalación artística…) me atrae desde siempre muchísimo y en ocasiones he realizado incursiones en este campo. Me encantaría poder desarrollar un proyecto de obra en este sentido.

10. Después de este proyecto literario, ¿qué proyectos tienes?
Tras la preparación de esta antología personal, «Revueltas», que acaba de publicar Ediciones del 4 de agosto, quiero sumergirme en cerrar un poemario que vengo elaborando desde hace tiempo. Mi último libro, «Los augurios», publicado en Icaria y premio Alegría de poesía, se editó en 2011, y aquí seguimos, en el camino.

RUMBO

Zarpa el día con su éxtasis de máscaras.

En sus dominios somos

niños que se disfrazan

para poder reír.

Tampoco hoy soplarán los vientos

de la reparación.

La travesía

continúa.

Se oyen

más allá

y más acá

las mismas

respiraciones

débiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.