Entrevista a Amaia Barrena, autora de «Cafeina para insomnios promiscuos», su último libro

13603556_1797746387113056_1642601344223668984_o

Amaia Barrena nació en la tierra del sirimiri el año que cayó el muro de Berlín y desde entonces vive intentando derribar sus propios muros a golpe de bolígrafo. Se hizo profesora para enseñar Historia a adolescentes y ha acabado aprendiendo con ellos lo que nunca dijo ningún libro. Ha recibido algunos premios literarios, el mejor sin duda el aplauso orgulloso de sus amigos. Tiene dos tatuajes y una larga colección de cicatrices sobre las que escribe. Un día se encontró con casualidad con el colectivo Noches Poéticas en un bar de Bilbao. A partir de ese momento cree que todo cambió. Acaba de publicar Cafeína para insomnios promiscuos (L.U.P.I., 2016)

1.     ¿A qué edad empiezas a escribir  poesía en tu caso?

Escribo desde siempre. Poesía en concreto quizá en la universidad, pero lo cierto es que no me recuerdo sin papeles y bolígrafos cerca.

2.     Que sentiste el día que recibiste tu primer premio?

Una ilusión impresionante, no me lo podía creer… Aunque creo que sigo sintiendo exactamente lo mismo cada vez que alguien me otorga algo. Ver que lo que haces realmente gusta es como una palmadita en la espalda que te dice «vas por buen camino». Y al final todos buscamos y necesitamos eso.

3.     Que momentos han sido determinantes para ti en tu trayectoria literaria?

La primera vez que recité en Noches Poéticas en Bilbao fue realmente el día que mi vida se puso del revés, y lo que hasta entonces no había salido de mi casa, como un micro sueño, se convirtió en algo gigante. Si tuviera que elegir un momento decisivo, sin duda fue la tarde en que conocí a Julián Borao, fundador de esas Noches poéticas. Con él empezó todo.

4.     En tus noches poéticas de Bilbao, has leído alguna  pieza teatral, ¿es algo puntual en tu literatura o es un género que también trabajas? ¿En qué otros géneros  trabajas?

Trabajo poesía y prosa poética, aunque he escrito también algún relato. Las intervenciones teatrales fueron una propuesta de Txemi del Olmo, que es quien las escribe y dirige. Me gustaron mucho y ahora solemos hacer cosas juntos siempre que es posible.

5.     ¿Que supuso para ti tu entrada en el colectivo de Bilbao, noches poéticas?

Todo. Hasta conocer Noches Poéticas yo nunca había pensado que la poesía se pudiese compartir en un mismo momento, en un mismo lugar. Aspiraba a escribir y con suerte que en algún momento alguien me leyese. Jamás se me habría ocurrido que en medio de un bar hasta los topes, con gente tomando cervezas, reunida entre amigos, podría subir a un escenario a leerles algo tan personal, a verles sonreír mientras lo hago. Es simplemente impresionante.

6.     ¿En qué piensas que ha cambiado tu forma de expresarte desde que entraste en este colectivo?

Se aprende mucho viendo a otras personas, otros estilos. No creo que haya cambiado mi forma de expresarme o mi estilo. Pero sí he perdido muchísimos miedos por el camino, entre ellos el de ser tú delante del resto.

7.     Sois una generación en la cual, el libro ya no lo consideráis el único soporte para expresarte, y muchas veces las redes sociales toman un papel más importante. ¿Qué papel juega en tu caso las redes sociales a la hora de expresarte?

Las redes sociales ayudan mucho a la hora de conocer otros autores y darte a conocer. Gracias a Twittter y Facebook yo me comunico con un montón de personas a las que les gusta lo que hago y que mandan mensajes con los que muero de la ilusión.  Además me da la oportunidad de leer mundos nuevos y eso siempre es interesante.

8.     ¿Que aprendes de gente, poetas, escritores de diferentes generaciones a la tuya?

Distintas formas de vivir y entender cuánto sucede alrededor, conocer otros autores y géneros, enriquecer lo que hago con sus consejos y apoyos, y por encima de todo, ampliar horizontes, que siempre es importante.

9.     ¿Que supone para ti, participar en el Festival Agosto Clandestino?

Un 2×1, una bonita oportunidad de salir del cascarón y hacerme presente en una ciudad nueva y en este mundo en el que estoy entrando, y a la vez un halago enorme y un reconocimiento muy especial a mi poesía al incluirla en su programa.

10.  ¿Que proyectos tienes para un futuro próximo?

Como plan más inmediato en Septiembre Julián Borao y yo realizaremos una presentación conjunta de nuestros poemarios («Cafeína para insomnios promiscuos» y «Días pares e impares» respectivamente) en Bilbao. Y después continuaré llevando mi libro a tantos sitios como sea posible: Vitoria, Pamplona, etc. Pero sobre todo, planeo seguir escribiendo y cazando al vuelo toda oportunidad que se me presente.

11.  Te gustaría explorar  otros géneros diferentes a los explorados por ti hasta ahora?

Sí, por supuesto. Me encantaría escribir una novela algún día, estoy abierta a probar cualquier tipo de género literario o forma de expresión. Al final, comunicarse es el motor que todo lo mueve.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.