“Logroño se dota de la norma que garantizará la accesibilidad universal de todos los ciudadanos, imprescindible en una ciudad inclusiva”

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa alcaldesa ha presentado la Ordenanza que hará efectiva  la igualdad de oportunidades en el acceso a las infraestructuras urbanas, vivienda, transporte e información

“No hay muchos días en el devenir del Ayuntamiento que podamos presentar un documento de tanta transcendencia como hoy. Porque se trata de una nueva Ordenanza, la normativa de mayor rango del ámbito municipal;  porque va a afectar a un amplísimo sector de la población, en realidad a todos en mayor o menor medida, en un momento u otro, incrementando nuestra calidad de vida; y porque supone un paso decisivo en ese ideal de vivir en una ciudad inclusiva, en el que todos somos iguales aunque tengamos capacidades distintas”.

Con estas palabras, la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha marcado la importancia de la Ordenanza de Accesibilidad Universal que ha sido redactada en el Ayuntamiento, tras un largo trabajo desarrollado a lo largo de esta Legislatura en colaboración con las asociaciones del mundo de la discapacidad. Una labor que parte de un borrador elaborado por Logroño sin barreras y que ha culminado en un texto que será aprobado en la Junta de Gobierno de esta semana y sometido a la consideración del pleno en la sesión del mes que viene.

Se trata de una normativa “que viene a colmar las aspiraciones de muchas asociaciones, de muchas personas que a través de ellas llevan años luchando por conseguir esa igualdad de oportunidades que supone la accesibilidad universal en todos los ámbitos de la vida ciudadana”.

En concreto, el objeto de la Ordenanza es “establecer las normas y criterios de accesibilidad en las infraestructuras, el urbanismo, la edificación, el transporte, la información y la comunicación en el municipio de Logroño, con el fin de hacer efectiva la igualdad de oportunidades y garantizar la accesibilidad de las personas con discapacidad, permanente o circunstancial, del entorno urbano, los espacios públicos, los edificios, los medios de transporte, así como los sistemas de comunicación y la utilización de los bienes y servicios”.

Con el fin de alcanzar este objetivo, el Ayuntamiento “promoverá la adopción de las medidas de acción positiva necesarias para “atender a la demanda de la ciudadanía de disfrutar de un entorno accesible y apto para todos, mejorando a su vez el confort y la calidad de vida de toda la población”.

El ámbito de aplicación se refiere en concreto a:

a) La redacción de los instrumentos de planeamiento y gestión municipal, así como a la modificación de las normas urbanísticas del Plan General y de los proyectos de urbanización.
b) El diseño y ejecución de obras, establecimientos e instalaciones de concurrencia pública, ya sean de titularidad privada o pública.
c) El mobiliario urbano que se instale o reponga (semáforos, señalizaciones, bancos, marquesinas, veladores…)
d) Instalaciones y elementos de transporte, públicos y privados de concurrencia pública, tanto las instalaciones fijas de acceso público, el material móvil y la vinculación entre ambos y los medios operativos y auxiliares.
e) Los medios de comunicación de competencia municipal o los que la administración contrate. Los sistemas de comunicación debe implantarse para facilitar la participación de las personas con limitación física, psíquica o sensorial.
f) Los elementos de protección y señalización de obras en la vía pública, mediante medidas estables y suficientemente iluminadas.

El cumplimiento de la normativa será fomentado y promovido desde el Consejo Municipal de la Discapacidad, órgano compuesto en esta Legislatura en el que están representados todas las asociaciones de este sector; el inspector de accesibilidad -figura también creada en estos años- será el encargado de velar por su observancia.

Los conceptos que se definen en la Ordenanza como criterios claros para su seguimiento son:

Discapacidad, como “toda restricción o ausencia, debida a una deficiencia de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano. Resulta de la interacción entre las personas con deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales, previsiblemente permanentes y cualquier tipo de barreras que limiten o impidan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás”.

Barrerasson aquellas trabas, impedimentos u obstáculos físicos, sociales o culturales que limitan o impiden la libertad de movimientos, autonomía e interacción social de las personas”. Las barreras físicas se clasifican en arquitectónicas-urbanísticas, en la edificación pública o privada, en el transporte y de comunicación. Las barreras sociales o culturales “son aquellas valoraciones negativas por parte de la sociedad hacia las personas con discapacidad.

Accesibilidad, el conjunto de características de que debe disponer un entorno, producto o servicio para ser utilizable en condiciones de confort, seguridad e igualdad por todas las personas y, en particular, por aquellas que tienen una discapacidad.

El título I de la Ordenanza concreta las normas que deben regir para garantizar la accesibilidad en las Infraestructuras y el Urbanismo. En él se detallan las condiciones y especificaciones técnicas que deben reunir los itinerarios peatonales para que resulten accesibles y transitables para cualquier persona. Desciende al tipo de pavimento, pendientes, barreras físicas, iluminación, instalación de elementos como rejillas o alcorques… Asimismo se estudian las características de los elementos de urbanización haciendo referencia a isletas, vados, canalizaciones de servicios, jardines, pasos de peatones, ascensores, rampas, mobiliario urbano, carriles bici…

En el capítulo relativo a la Accesibilidad en la Edificación se relacionan una serie de requisitos que deben cumplir los inmuebles de utilización colectiva o pública en cuanto a accesos con el exterior, comunicación horizontal y vertical, dependencias, servicios, aparcamientos, reserva de alojamientos, mobiliario, piscinas, etc,

La Accesibilidad en el Transporte queda garantizada con esta normativa que establece las características de las paradas y marquesinas del autobús urbano y la información que debe aparecer en ellas, los vehículos y las características del servicio. Asimismo determina requisitos para el servicio de taxis y para el de aparcamiento regulado, la ORA.

Sobre Información y Comunicación, la Ordenanza marca la reglamentación de los puntos de información y atención al público, la señalización, la difusión de la información y los diferentes tipos de comunicación sonora, audiovisual y digital, entre otros aspectos.

“La Ordenanza – ha concluido la alcaldesa- es muy exhaustiva en los ámbitos que estudia y los detalles que regula porque hemos querido descender al máximo en todos los elementos que condicionan la accesibilidad de una persona. Es un documento que se ha trabajado mucho y, sobre todo, que se ha elaborado de la mano de las asociaciones que son las que mejor conocen las barreras que una ciudad plantea; con las que queremos acabar no sólo por las 9.500 personas con discapacidad que viven en Logroño sino por toda la población que en un momento dado podemos tener dificultades. Una de las virtudes de esta Ordenanza es que ha sido elaborada de abajo a arriba, desde la base, partiendo de las necesidades que nos han trasmitido los que van a ser los principales beneficiarios de esta normativa”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.