Remodelación de la zona de la Calle Pino y San Bernabé

Escalera de acceso de la calle San Bernabe y El pino

Estas calles, próximas a la Plaza de Toros, han permanecido durante los últimos tres meses en obras, en una actuación realizada por la UTE Infraestructuras Viarias de Logroño, dentro del contrato de conservación y mejora de infraestructuras. Para ello se ha contado con un presupuesto de 105.187 euros. El área de actuación ha ocupado 1.760 metros cuadrados.

El proyecto ha supuesto la ampliación -de uno a dos metros- de la acera Sur de la calle San Bernabé, entre Ribera y Pino; la mejora de los pasos de peatones que comunican Pino, Rodancha y Madre de Dios, además de los instalados en el cruce de San Bernabé y La Ribera. Todos han sido adaptados a la normativa de accesibilidad. En la calle San Bernabé se ha eliminado una banda de estacionamientos.

Además, se han ampliado las aceras de la calle Pino -la Oeste de 1,50 a 2,80 metros y la Este, de 1,20 a 2 metros- y se le ha dotado de una banda de aparcamiento de vehículos en línea de 2,20 metros.

En todo el ámbito se han mejorado las canalizaciones de servicios e incrementado la iluminación. Se ha instalado nuevo mobiliario urbano y señalización horizontal y vertical.

Asimismo, se ha acondicionado el fuerte desnivel que existía entre los dos tramos de la calle San Bernabé, con una nueva escalera dotada de pasamanos totalmente adaptada a la normativa de accesibilidad. La caja de escaleras que existía hasta el momento ha sido sustituida por una zona ajardinada. En la parte baja de esta calle se ha ejecutado además una plataforma de hormigón impreso.

La longuitud de calle renovada ha ascendido a 115 metros, se han instalado ocho luminarios en la fachada y cambiado 130 metros de red de alumbrado público. Se han colocado 600 metros cuadrados de baldosa hidráulica en las aceras y renovado 30 metros cuadrados de jardinería. Se han puesto dos bancos de madera y dos papeleras.

La jardinería incluye 15 unidades de Romero repens, 15 de Berberis vulgaris; 15 de Junipeus horizontalis; dos de Ilex aquifolium; cuatro de Betula pendula y un Cedrus Atlantica.

Durante el recorrido que ha realizado con vecinos de la zona, la alcaldesa les ha agradecido su paciencia y teson a la hora de trasmitir la necesidad de mejora para este entorno, una solicitud canalizada a través de los concejales de distrito de la Concejalía de Participación Ciudadana.

La Asociación Vecinal Madre de de Dios ha pedido conocer la opinión de la gente, de la obra y ha colocado unos paneles indicando máxima precaución al utilizarla.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.